Empresas Colaboradoras

Empresas Colaboradoras

domingo, 20 de marzo de 2011

Cornetas y tambores a 39 grados
La Banda Santísimo Cristo de Rey de Badajoz pide un lugar adecuado para sus ensayos y ya se prepara para la Semana Santa del 2007.
ROCÍO ROMERO/BADAJOZ.
Quedan 240 días para que llegue la Semana Santa del 2007. El próximo 1 de abril la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo Rey de Badajoz acompañará al paso conocido popularmente como la Borriquita por las calles de la ciudad.

Los 49 miembros de la formación ya están ensayando para su gran día. A pesar de los 39 grados de máxima que asolaron ayer la ciudad, los músicos ponían a punto sus instrumentos en la casa de la Hermandad de San Roque, a la que pertenece la banda.
Los componentes, sobre todo niños a partir de 7 años, ya ensayan para el II Encuentro de Bandas de Cornetas y Tambores de Extremadura, del que son promotores y que desean organizar durante la Cuaresma del próximo año. El empeño de los músicos por desfilar con la imagen que representa la entrada de Jesús a Jerusalén les lleva a enfrentarse a las adversidades. El mayor de sus problemas es la ausencia de un local para los ensayos. De hecho, retomaban ayer las reuniones después de más de un mes sin tocar sus instrumentos en grupo. Y lo hacían en las dependencias de la Hermandad, donde no caben todos los músicos y se ven obligados a ensayar por voces. Tendrán que esperar para tocar sus instrumentos todos a la vez.

El director de la banda, Luis Miguel Gómez Silva, se lamenta de la falta de apoyo y colaboración que la formación ha encontrado en sus cuatro años de vida.

Ensayos en colegios

En los orígenes de la banda, cuando apenas contaba con 17 músicos, el Colegio Nuestra Señora de la Soledad les ofreció sus dependencias para los ensayos. Durante más de un año, la agrupación encontró en este centro su refugio. Sin embargo, según recuerda Gómez Silva, la oposición de algunos vecinos por los ruidos que generaban y la recogida de firmas que llevaron a cabo les invitó a cambiar de lugar de ensayo. Silva recuerda con tristeza la oposición de los vecinos, «ya que los ensayos se hacían de 20.00 a 22.00 horas y no podían molestarles para dormir».

Entonces, la banda se mudó al C.P. Enrique Iglesias, donde ha mantenido sus ensayos hasta hace un mes. Gómez Silva destaca las facilidades ofrecidas por los directores de los dos colegios y explica que el problema reside en que los centros cierran durante los meses de verano. Por ello, el director de la formación pide un lugar donde reunirse con sus músicos y poder ensayar. «No queremos un lugar con aire acondicionado ni con calefacción, solo un patio con luz y alguna zona cubierta por si llueve», subraya.

Ya se han dirigido al Ayuntamiento en repetidas ocasiones, dice Gómez Silva, donde les responde que no cuentan con «ningún sitio» disponible. Aunque han pensado en trasladar los ensayos a una de las dos márgenes del río, esta idea fue desechada por la lejanía del barrio, que les obligaría a trasladar a muchos niños pequeños, y la suciedad que se acumula en ellas, opinó el director. Además, indica el peligro que conllevaría tener a más de 30 niños junto al río.

El parón de ensayos del mes pasado les ha obligado a rechazar dos contratos y el director insiste en que el dinero que reciben de las actuaciones se destina a sufragar los gastos y la supervivencia de la propia banda: uniformes, instrumentos y desplazamientos; a los que también contribuye la Hermandad. El dinero que reciben no les llega para arrendar ningún local, donde también se encontrarían con la oposición de los vecinos por el ruido, vaticina.

Artículo publicado en el Diario Hoy del día 3 de Agosto de 2006.

JAGS